La investidura del ex-presidente Carles Puigdemont sigue siendo una incógnita. Desde Junts per Catalunya y demás formaciones separatistas abogan por hacer trampas y pronunciar un discurso de investidura telemático, a distancia o, incluso, leído por otro diputado presente en la Cámara. Sin embargo, el Gobierno d’España ya ha dicho por activa y por pasiva que no lo va a permitir e imputará cualquier escenario que no se ajuste a la legalidad reglamentaria del Parlamento catalán, estatuaria o constitucional.

 

 

El mazazo final para Puigdemont y los independentistas se ha producido cuando los letrados del Parlamento catalán y los juristas expertos que les asesoran, han apuntado que existen pocas posibilidades de que se haga una “investidura online”, puesto que es ilegal y no cumple los requisitos de la legalidad española.

Otra opción es que Puigdemont aparezca en España, entre escondido en el Parlamento y sea detenido por la policía española en virtud de la orden de detención que pesa contra él. De este modo, pretende ser detenido una vez ya sea presidente.

 

Recibe todos nuestros vídeos y noticias

Introduce tu correo para ser el primero en recibir todas las novedades

Únete a otros 1.388 suscriptores

Загрузка...