Esquerra Republicana ha hecho oficiales sus candidatos. Se confirma a Gabriel Rufián como candidato al Congreso. En el Senado también hacen un fichaje externo al partido. En este caso una persona más del perfil de Esquerra. Se trata de Santiago Vidal, el juez independentista e impulsor de la Constitución catalana.

El gran -y único mérito de Vidal- ha sido incumplir la ley. El Consejo General del Poder Judicial lo suspendió durante 3 años de empleo y sueldo ya que “valoró y calificó de legítimo el incumplimiento de las leyes y de la Constitución española, admitiendo y justificando expresamente la procedencia de la desobediencia civil a la Constitución, a la ley y a las decisiones del Tribunal Constitucional sobre el llamado proceso para la independencia de Cataluña”.

Unos hechos que lo encumbraron al olimpo de los Dioses independentistas y que le han permitido ir de cargo en cargo desde entonces. Artur Mas lo nombró hace unos meses en el puesto de director del Programa para el estudio de las instituciones y los organismos en el ámbito de la Administración de justicia y el poder judicial en Cataluña. Un cargo absurdo por el que cobraba 84.000 euros. Ahora en el Senado, si es que sale elegido, cobrará bastante menos.

SUSCRÍBETE

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElSaqueoCatalan y estar al día de todo el despilfarro independentista