A la derecha, la afortunada

A la derecha, la afortunada

Con este nombre tan pomposo tomará posesión Anna Isabel Aragonès Roc en la Generalitat. El cargo, de confianza evidentemente, tiene como objetivo llevar la agenda del Consejero de Agricultura. Un duro trabajo por el que cobrará un sueldo equiparable a los de funcionarios de grupo A, complemento de destino 24 y por si no había suficiente un complemento específico de 24000 euros anuales.

La afortunada aporta sus méritos. Es alcaldesa de Riudecols, un pueblo de poco más de 1000 habitantes. En estas últimas elecciones ganó por 16 votos a ERC.  En su “excelente gestión” destaca una imputación por prevaricación por impedir la instalación de una empresa.