Ya lo tienen decidido. Teniendo en cuenta que la Forcadell ha renunciado, el elegido es Ernest Maragall. Maragall, de 75 años, no entraría en la cárcel en caso que fuera investigado por nuevas actuaciones golpistas durante su futura presidencia del Parlamento catalán. Una enésima muestra de cobardía que serviría al independentismo para meter a alguien en un cargo muy buen remunerado pero que nadie quería aceptar.

Ernest Maragall es otro de tantos ex-socialistas convertidos al separatismo. Fue consejero de educación en el gobierno tripartito y luego estuvo enchufado en el Parlamento Europeo durante unos cuantos años. Ahora quiere una jubilación dorada, sabedor que no entrará en la cárcel.

 

Recibe todos nuestros vídeos y noticias

Introduce tu correo para ser el primero en recibir todas las novedades

Únete a otros 1.388 suscriptores

Загрузка...