La ANC ha celebrado un acto de presión solicitando a la CUP y a Junts Pel Sí que llegaran a un acuerdo de investidura. Básicamente era un acto para presionar a la CUP y los de Súmate ya habían anunciado que no irían. Una vez sus principales responsables ya tienen cargo han preferido dedicar la mañana del domingo a otros menesteres.

El acto ha sido un tremendo fracaso. Según la Guardia Urbana han asistido 1.000 personas. Entre las pancartas, distintos eslóganes como “Som Sobirans”, “Unitat per la República Catalana” e incluso alguna con errores ortográficos como la que rezaba “Exigim govern per la indepència (sic)”.

El acto coincide con el anuncio, por parte de la ANC, que confían que si finalmente tienen que pagar la multa de 240.000 euros por incumplimiento de la ley de protección de datos, las aportaciones de sus socios y simpatizantes ayudarán a sufragarla. Quién sabe si más de uno ha pensado que los chicos de la entidad anteriormente presidida por Carme Forcadell iban a pasar el cepillo.

 

SUSCRÍBETE

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElSaqueoCatalan y estar al día de todo el despilfarro independentista