El Ayuntamiento de Terrassa, gobernado por el PSC, se adhirió en el Pleno de Julio a la Asociación de Municipios por la Independencia (con un coste aproximado anual de 20.000 euros).

Ahora, el PP de Terrassa, de la mano de su portavoz Gabriel Turmo, conjuntamente con Societat Civil Catalana han presentado un recurso contencioso-administrativo contra dicho acuerdo. Este es el comunicado que emitió ayer el portavoz del PP en esa localidad:

Ayer quedó presentado Recurso Contencioso-Administrativo contra el acuerdo, contrario al ordenamiento jurídico, de adhesión del Ayuntamiento de Terrassa a la AMI, acuerdo que se adoptó en el pleno ordinario del mes de julio y que fue posible por los 7 votos favorables de concejales del PSC. La adhesión al AMI conlleva el pago por parte del Ayuntamiento de Terrassa de la cuota de la Asociación, una cuota que serviría o esta sirviendo para la financiación de una entidad cuyos objetivos no son conformes con la legalidad vigente y no tienen relación con las competencias propias municipales, con lo que se estarían destinando o se están destinando recursos municipales y públicos para finalidades contrarias al ordenamiento jurídico y que no tienen relación alguna con las competencias municipales.

Ya presenté un ruego por escrito para solicitar la no ejecución de dicho acuerdo, así como de otros acuerdos contrarios al ordenamiento jurídico que se adoptaron, con nuestro voto en contra obviamente, en el pleno de 23 de julio. Ahora, de la mano y conjuntamente con Societat Civil Catalana, como vecino de Terrassa, como egarense, suscribo el Recurso Contencioso-Administrativo referido.

Una Administración Pública debe ser neutral e imparcial, neutralidad e imparcilaidad es un deber que le impide posicionarse ideológicamente como desgraciadamente ha pasado en Terrassa. El Ayuntamiento de Terrassa con la adhesión a la AMI no atiende al interés público general, sino al interés partidista, ideológico de un determinado colectivo que se identifica con una ideología concreta, en este caso, el separatismo rupturista. Es un acto de una extrema gravedad ya que supone, entre otras infracciones, una vulneración de preceptos y principios constitucionales asi como incurre también en desviación de poder.

Como demócrata velaré siempre por el cumplimiento de la legalidad, y en este caso, como egarense, por el cumplimiento de la legalidad en Terrassa.

 

SUSCRÍBETE

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElSaqueoCatalan y estar al día de todo el despilfarro independentista