El sindicato Manos Limpias ha presentado esta mañana ante la Fiscalía General del Estado una denuncia en la que pide que el juez ordene detener al presidente en funciones de la Generalitat Artur Mas por un delito de sedición.




La denuncia de Manos Limpias ha sido presentada a raiz del registro -por parte de Junts Pel Sí y la CUP- de la enésima hoja de ruta para la independencia. En esta ocasión, los diputados independentistas fueron más allá e instan a desobedecer las leyes españolas. Una propuesta de la CUP, que Artur Mas ha aceptado y que le ha llevado a enfrentarse con algunos de sus consejeros.

Entre otras lindezas, la declaración cita textualmente que el Parlament ni el resto de instituciones de ámbito catalán “no se supeditarán a las decisiones de las instituciones del Estado, en particular del Tribunal Constitucional, a quien considera deslegitimado y sin competencia a consecuencia de la sentencia de junio de 2010″.




Esta declaración se votará, en principio, el 9 de noviembre coincidiendo con el aniversario de la consulta popular que organizó Artur Mas. No obstante, Xavier García Albiol ha anunciado que acudirá al Tribunal Constitucional, mediante un recurso de amparo, para intentar evitar la celebración de este pleno.

SUSCRÍBETE

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElSaqueoCatalan y estar al día de todo el despilfarro independentista