Informa OK DIARIO:

La trama empresarial formada por las empresas Efial y CGI investigada en la ‘operación Termyca’ no sólo desvió dinero público al crear un red de empresas públicas paralela a las administraciones municipales. La Generalitat concedió, al margen de la adjudicación sus propias consejerías, cientos de contratos a las empresas ahora investigadas por Anticorrupción a través de más 20 organismos controlados por CiU.

Entre las entidades que se convirtieron en clientes de las dos consultoras investigadas se encuentran: Gestió de Infraestructures (GISA), Riegos de Cataluña (Regsa), Regadíos Sistemas Segarra-Garrigues (Regsega), Tabasa Infraestructuras, Serveis de Mobilitat (Tabasa), Tunel del Cadi, Aeroports de Catalunya, Promotora de Exportaciones Catalanes (Prodeca), Agencia del Patrocini i Mecenatge (APM), Empresa de Promocio i Localizació Industrial de Catalalunya (Avanca), Teatre Nacional de Catalunya (TNC), Societat Catalana d’Inversió en empresas de base tecnológica (INVERTEC), Institut Catalá de l’Energia (ICAEN), Eficiencia Energética (Efiensa), Agencia de l’habitatge de Catalunya (ADIGSA), Centre de Alt Rendiment Esportiu (CAR), Remodelacións Urbanes SA (Reursa) y Agencia Catalana de la Joventut.




SUSCRÍBETE

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElSaqueoCatalan y estar al día de todo el despilfarro independentista