El Saqueo Catalán

TODA LA INFORMACIÓN DEL DESPILFARRO INDEPENDENTISTA

La encuesta del CIS en Cataluña si la ley electoral fuera justa

El Confidencial ha elaborado un estudio en el que aplica, a la encuesta del CIS de las elecciones catalanes, un criterio de proporcionalidad en el que las provincias más independentistas no tienen preeminencia respecto a Barcelona.

El barómetro del CIS publicado el pasado jueves auguraba una campaña muy reñida en la que la lista de Artur Mas y ERC, Junts pel Sí, sólo podrá acercarse a la mayoría absoluta de escaños si suma sus fuerzas con las de la CUP, con lo que lograrían llegar a los 68-69 diputados. Esta distribución corresponde a la ley electoral vigente en Cataluña, que se remonta a la disposición transitoria cuarta del Estatuto de 1979, una norma que se mantiene desde hace 36 años y que privilegia, gracias a la doctrina D’Hont, a las circunscripciones donde predomina el voto nacionalista pero hay mucha menos población -Girona, Lleida y Tarragona- al tiempo que menosprecia a Barcelona, que le es menos favorable. Pero, ¿qué pasaría en las elecciones catalanas del 27 de septiembre si se aplicara un sistema más ajustado a la realidad sociológica catalana?

En el caso de que se aplicaran los resultados del sondeo preelectoral del CIS a una distribución ajustada al censo electoral de 2015, escenario en el que el voto de cada ciudadano tendría el mismo valor que un escaño, la hegemonía nacionalista se perdería en el horizonte. La unión de Junts pel Sí y la CUP alcanzaría apenas 60 de los 135 escaños de la Cámara y quedaría a 8 escaños de la mayoría absoluta, más lejos todavía de lo que quedaría al aplicarse la ley catalana vigente. En este supuesto, las opciones no independentistas pasarían de largo con 75 escaños, con la candidatura de Sí que es Pot a la cabeza con 23, seguida por Ciutadans (21), el PSC (19) y el PPC (12).

En el gráfico se puede apreciar que el sistema vigente favorece en gran medida a la lista del president, que sacaría una ventaja de entre 7 y 8 diputados al recuento proporcional con la Ley D’Hont. Sin embargo, en un sistema en el que un voto correspondiera a un escaño, Catalunya Sí que es Pot sería el gran beneficiado al sumar cuatro más de los que obtendría con los resultados del CIS aplicados a la norma actual.

El debate histórico sobre la reforma de la ley electoral catalana no ha prosperado por la oposición de las formaciones nacionalistas, puesto que la infrarrepresentación de la provincia de Barcelona, a la que le corresponden 85 diputados, resalta el voto de las otras tres provincias catalanas, que además de estar menos pobladas tienen un perfil de votante más comprometido con el “procés”. Si nos basáramos en el censo de 2015, Barcelona estaría representada por 101 escaños, 16 más que en el sistema proporcional, mientras que Girona, Lleida y Tarragona quedarían infrarrepresentadas con un déficit de, precisamente, 16 diputados.

 

SUSCRÍBETE

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElSaqueoCatalan y estar al día de todo el despilfarro independentista

 

1 Comentario

  1. Si hubiese sido al revés la matraca nacionalista, acusando al estado español de “pucherazo” hubiese sido insoportable. ¡Basta ya! un ciudadano igual a un voto.

Deja un comentario

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close