Artur Mas ha echado el resto para intentar convencer a la CUP. Después de aceptar todas sus propuestas antisistema tanto en lo económico como lo social y que los “cuperos” siguieran negando su investidura, en Convergencia han tenido la idea definitiva. Algo a lo que la CUP no pueda decir que no.

Mas ha ordenado al consejero de medio ambiente vaciar todas las perreras y regalar un perro a cada votante de la CUP. Para completar el kit, ha ordenado la compra de 200.000 flautas. En cuanto los Pujol se han enterado han llamado a Artur Mas para conocer a cuanto ascendía el 3 % de la operación.




Algunas fuentes apuntan a que la entrega podría realizarse entre esta tarde y mañana por la mañana con la esperanza que los votantes de la CUP ejerzan presión sobre los diputados y éstos cambien el sentido del voto posibilitando la investidura de Artur Mas.

Las primeras reacciones no se han hecho esperar y numerosos perroflautas han acudido a las puertas del Parlament a hacer cola para el reparto.

En Junts Pel Sí están esperanzados y convencidos que este regalo ayudará a desbloquear las negociaciones.

NOTA: Esta noticia es de humor. Cualquier parecido con la realidad independentista o que esta supere a la ficción es pura coincidencia

SUSCRÍBETE

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElSaqueoCatalan y estar al día de todo el despilfarro independentista