Lo informa hoy el Confidencial:

No hay una gran operación política sin un respaldo económico detrás. Eso es lo que debieron pensar algunos dirigentes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) cuando, hace unos años, pusieron en marcha una operación para hacerse con un banco y poder disponer de un canal de financiación en un hipotético proceso de independencia de Cataluña.

El banco en cuestión era el Goffin Bank NV, una entidad fundada en 1956 y uno de los pocos bancos habilitados en Bélgica. La pequeña institución contaba entonces con un puñado de agentes en Flandes que ofrecían productos de ahorro tradicionales y productos de inversión para particulares en aquel país. Y, además de préstamos hipotecarios, había canalizado una cierta especialización como proveedor y comprador de divisas y oro.

Su tamaño y actividad le hacían una presa apetitosa para algunos ojeadores catalanes que en el año 2007 diseñaron una estrategia de compra de la entidad: su control podría costar un total de 13,5 millones de euros. El cuento de la lechera era muy sencillo: inversores particulares deberían sufragar un total de 10,8 millones de euros. Los 2,7 millones de euros restantes deberían ser asumidos por una entidad controlada por ERC.

La operación, según fuentes empresariales, podría canalizarse a través de la Fundación Josep Irla, que es la oficial de Esquerra. Un miembro de la cúpula del partido independentista durante muchos años señala a El Confidencial que “Esquerra no trató de comprar ningún banco, entre otras cosas porque no podía permitírselo económicamente. Y lo mismo ocurría con la Fundación Irla. Otra cosa es que algunos empresarios cercanos a ERC planteasen en un momento determinado que ante un proceso independentista sería conveniente disponer de una entidad financiera que estuviese en nuestra onda. Eso fue lo que pasó, aunque ERC no tomaba como tal ninguna participación, al menos que yo sepa”.

Lea la noticia completa aquí

 

SUSCRÍBETE

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElSaqueoCatalan y estar al día de todo el despilfarro independentista