A raiz del registro, por parte de la Guardia Civil, de la sede de Convergencia y de la de su fundación Catdem, el independentistmo se ha apresurado a afirmar que se trata de una conspiración y de juego sucio por parte del Estado.

Una vez más intentando tapar sus propias vergüenzas con un supuesto ataque a Cataluña. Curioso cuando en este caso toda la investigación ha empezado y se ha llevado a cabo desde Cataluña.

Todo empezó con la denuncia de un concejal de Esquerra Republicana en Torredembara que detectó posibles irregularidades. A partir de ahí un juez de El Vendrell inició una investigación que derivó en la detención, el mes de julio, de Jordi Sumarroca (consejero delegado de Teyco).

Las investigaciones continuaron hasta que ese mismo juez solicitó a la Guardia Civil el registro de la sede de CDC y de la fundació Catdem vinculada a Convergencia.

Por lo tanto, en ningún momento se puede hablar de juego sucio del Estado. El único juego sucio es que presuntamente una empresa ha contado con favoritismo a la hora de adjudicarse contratos. Eso, de confirmarse sí que es juego sucio.

 

 

SUSCRÍBETE

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElSaqueoCatalan y estar al día de todo el despilfarro independentista