El Confidencial ha desvelado el encuentro que tuvieron Francesc “Quico” Homs, candidato de Convergencia a las generales, y el empresario Carles Villarubí, imputado en el caso Pujol porque Jordi Pujol Ferrusola había ingresado 330.000 euros en una ocasión y casi 40.000 euros en otra en la cuenta de una empresa que explotaba un restaurante en el Pirineo barcelonés y de la que Vilarrubí era vicepresidente.

Las familias Pujol y Villarrubí han mantenido una fuerte relación de amistad durante muchos años. Aunque según el Confidencial esta amistad se rompió hace años ya que el hijo del ‘expresident’ le siguió reclamando durante años parte de los beneficios de esos negocios (una cantidad que rondaba los 100.000 euros) y en 2013 llegó a enviarle un burofax para conminarle a saldar la deuda si no quería terminar acusado ante los tribunales. Vilarrubí pagó y calló.

La comida tuvo lugar hace unos días en el conocido restaurante barcelonés Via Véneto y desde el entorno de Homs se han apresurado a decir que se trataba de una comida para analizar la actualidad política

SUSCRÍBETE

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElSaqueoCatalan y estar al día de todo el despilfarro independentista