Informa OK Diario:

Convergència Democrática de Catalunya (CDC) tendrá que recurrir al PP o al PSOE para poder tener grupo parlamentario propio en el Congreso y en el Senado, ya que, con los resultados que obvieron en las elecciones generales del pasado domingo, no cumplen los requisitos mínimos que fijan los reglamentos de ambas Cámara para poder organizarse de forma autónoma. Esta cesión de diputados podría jugar un papel clave a la hora de recabar apoyos por uno u otro partido de cara a un posible investidura.

El Reglamento del Congreso contempla dos vías para poder crear un grupo parlamentario: obtener al menos 15 escaños o, en caso no de llegar a ese umbral, tener cinco diputados y, además, aglutinar el 5% de los votos a nivel nacional o bien un 15% en las circunscripciones en las que se presentó candidatura.

En las elecciones del pasado domingo, CDC consiguió retener los ocho escaños que tenía en la anterior, pero perdió más de 88.000 votos respecto al diciembre, con lo que ya no llega al 15% de los apoyos en las cuatro provincias catalanas, ni en el conjunto de Cataluña, el argumento que en la pasada legislatura esgrimieron el PP y el PSOE para permitirle contar con voz propia en el Congreso.

Con este escenario, si la Mesa del Congreso aplica estrictamente el Reglamento de la Cámara, CDC tendría que recalar en el Grupo Mixto y compartir espacio, tiempos y recursos con hasta otros seis partidos.




SUSCRÍBETE

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a ElSaqueoCatalan y estar al día de todo el despilfarro independentista